La Primera Ministra Romeo-Marlin y el ministro Ferrier sostuvieron un exitoso encuentro con el Primer Ministro holandés Rutte

790
L to R Prime Minister Leona Romeo-Marlin, Prime Minister Mark Rutte, Minister of Finance Michael Ferrier

 

PHOTO: De izq. A der. Primera Ministra Leona Romeo-Marlin, Primer Ministro Mark Rutte, y el Ministro de Finanzas Michael Ferrier

DEN HAAG (LA HAYA) “Fue una gran reunión”, así expresaron la Primera Ministra Leona Romeo Marlin y el Ministro de Finanzas Michael Ferrier, tras su reunión el jueves en la mañana con el Primer Ministro de los Países Bajos, Mark Rutte, en La Haya.

El Primer Ministro Rutte saludó calurosamente a los dos ministros de Sint Maarten en su oficina, donde discutieron una amplia gama de temas, incluido el progreso de la recuperación actual de Sint Maarten, el Fondo de reconstrucción, el progreso de los acuerdos con el Banco Mundial y la cooperación francesa y holandesa sobre St. Maarten y la urgencia general de abordar las necesidades de la gente de Sint Maarten.

El Ministro Ferrier aprovechó la oportunidad para expresar brevemente sus frustraciones con el hecho de que se deben seguir procesos largos y regulares para que Sint Maarten pueda acceder eventualmente al fondo que será administrado por el Banco Mundial. Si bien es comprensible que Sint Maarten deba cumplir con los estándares internacionales del Banco Mundial y del FMI, es obvio que esto también causará demoras. Cualquier retraso se traduce en una mayor espera de ayuda por parte de las personas que necesitan ayuda urgentemente. Al completar los procesos de manera oportuna, evitará que las personas caigan en la desilusión.

La primera ministra Romeo-Marlin hizo mención especial de los esfuerzos en curso para completar la creación de la Cámara de Integridad y Control de Fronteras, las dos condiciones establecidas por Holanda para que Sint Maarten reciba la asistencia financiera prometida.

La reunión, que comenzó con una nota ligera de ambos ministros felicitando tardíamente al primer ministro holandés en su 51 cumpleaños, que celebró el día de San Valentín; terminó en la misma nota ligera con un abrazo de la primera ministra Romeo-Marlin a su colega Rutte.