¿Está San Martín en contra de los refugiados? Un venezolano asilado en el lado francés podría ser deportado a su país por autoridades del lado holandés

3546

 

~ En otra información, Inmigración ha recibido solicitud de ayuda de 4 personas que piden ser asilados en St. Maarten ~

 Traducido por Máximo Castro

PHILIPSBURG, St. Maarten.- El venezolano Kleyber José García-Arias (30), quien hace tres semanas se encuentra encarcelado en la sección del Departamento de Inmigración de la Policía, enfrenta la posibilidad de ser deportado a su país, según supo 721news, hecho que sería contraproducente por parte de las autoridades del lado holandés de la isla, pues violaría leyes internacionales que amparan al detenido, quien está acreditado en el lado francés como refugiado bajo asilo.

El arresto del nacional venezolano se produjo luego de que este y su compañera tuvieran una disputa doméstica en una dirección ubicada en el lado holandés, y esta llamara a la policía.

García-Arias, se sorprendió al ver a un agente de la policía en el lugar, quien le preguntó sobre la naturaleza del problema doméstico. 721news supo que un argumento comenzó entre el venezolano y el oficial, que había respondido a la llamada.

García-Arias le dijo a la policía que no los había llamado, y el caso se trataba de un asunto personal. Sin embargo, la intervención se agrió luego de que García Arias escupiera al oficial de policía, lo que resultó en su detención.

Este incidente ocurrió hace unas tres semanas, y desde entonces, García-Arias está encarcelado. De acuerdo con la información que llegada a nuestra sala de redacción, la policía manejó el caso siguiendo el procedimiento normal.  El caso fue reservado como delito menor hacia el oficial. La consecuencia sería que una vez que el caso llegara a la Fiscalía, este sería multado y luego puesto en libertad.

La policía procedió a entregar García-Arias a la inmigración con fines de ser deportado a Venezuela, sin embargo, García-Arias es portador de un documento francés válido, emitido por el Pour le Prefet. Este documento afirma que tiene un estatus legal y que es considerado refugiado bajo la Ley de Asilo Francesa (Attestation de demande D’asile procedure normale). El Departamento de Inmigración se niega a aceptarlo, a sabiendas de que el detenido porta un documento legal que lo considera un refugiado bajo la ley francesa.

Lo normal en este tipo de caso, es  García-Arias, fuera entregado a la PAF, y que fuera reprendido por las autoridades francesas, y no se le permitiría cruzar más la frontera.

El mes pasado, oficiales de Inmigración junto con la policía allanaron una casa en Cape Bay, donde un número no revelado de venezolanos fueron arrestados y horas más tarde en la noche, fueron llevados a Marigot por oficiales de la inmigración francesa, porque fueron considerados como refugiados bajo la ley francesa y estos poseían los mismos documentos que tiene García-Arias, en su poder.

La información llegada a 721news dice, que un oficial de policía de alto rango (nombre conocido) está utilizando su alta posición para forzar la deportación de este hombre, independientemente del documento legal que posee. También ha dicho un miembro de la familia del hombre arrestado a quien contactamos, que la compañera de García-Arias puede estar involucrada en algún tipo de relación con un oficial holandés, lo que también puede ser otra razón por la que García-Arias sea deportado.

El miembro de la familia está pidiendo que el ministro de Justicia Rafael Boasman, investigue este asunto tan pronto como sea posible, porque al deportar a García Arias a Venezuela, St. Maarten, estaría violando leyes internacionales y europeas, y los acuerdos firmados para proteger los derechos del refugiado.

Cuatro personas en peligro claman por ayuda del gobierno de Sint Maarten

Otro caso en el que trabaja 721news, es el que afecta a cuatro individuos, que se encuentran atrapados en una isla caribeña, quienes afirman que sus vidas están en peligro, luego de que una operación secreta fracasara. Los individuos se pusieron en contacto con el Departamento de Inmigración de St. Maarten, y también notificaron al Gobierno de Holanda a través de canales oficiales como el Ministerio de Relaciones Exteriores, y también a un  Cónsul holandés en el Caribe para que se les ayude, ya que están tratando de llegar a St. Maarten.

Ellos han notificado a altos funcionarios de Inmigración y Aplicación de la Ley, y al cuerpo de investigación de St. Maarten, a que les ayuden a llegar para poder compartir información valiosa. De acuerdo con fuentes confiables, este caso ha estado en curso durante aproximadamente un mes sin lograr ninguna respuesta del Gobierno de St. Maarten en torno a la petición de permiso que les permita a estas cuatros personas entrar al territorio.

Los individuos se ocultan en una isla en el Caribe, y están afirmando que hay más personas en situaciones similares, que están temerosas de buscar ayuda.

A través de una fuente se supo, que también piden que el Ministro de Justicia de St. Maarten examine su situación, viendo que sus vidas están en peligro, y basado en leyes y acuerdos firmadas en reuniones internacionales, el Reino de los Países Bajos debe hacer lo mejor posible para proteger a individuos que provienen de países con gobiernos inestables y que no pueden ser devueltos por miedo a la prisión o la muerte.

Nota del editor: 721news espera que el Ministro de Justicia Rafael Boasman examine estos dos casos.

Si la Inmigración de San Martín deporta a García-Arias, pondría en situación cuestionable no sólo a St. Maarten, sino también al Reino de los Países Bajos (Gobierno), entre otros países europeos signatarios ​​de tratados internacionales.

En el segundo caso, es de interés para la aplicación de la ley de St. Maarten obtener la información de Interés que se les está ofreciendo a ellos y al cuerpo investigador. Sin embargo, parece que nadie quiere dar el primer paso para permitir a estas personas entrar en un entorno más seguro. Es un hecho que nuestras fronteras no están cerradas al 100%, y sobre una base diaria la gente de todas las naciones sobrevive y continúa viviendo aquí. Sin embargo, sus vidas no están en peligro como las de estos cuatro individuos.