Felicitaciones de Navidad 2017 por el Primer Ministro de Sint Maarten Rafael Boasman

894
Prime Minister of Sint Maarten Rafael Boasman

 

FOTO: El primer ministro de Sint Maarten, Rafael Boasman

Traducido por Máximo Castro

Como Primer Ministro de Sint Maarten, con emociones encontradas me dirijo a ustedes hoy cuando entramos en lo que se considera la temporada más alegre y festiva en nuestra cultura.

Mientras nos preparamos para celebrar esta temporada navideña con familiares, seres queridos y amigos, no podemos evitar hacerlo con un sentimiento subyacente de incertidumbre y asombro en nuestros corazones.

2017 será un año que vivirá, durante décadas, en la mente de todos los que experimentaron el paso del “Huracán Irma”, trayendo consigo una gran devastación no solo para nuestra economía, sino para todos y cada uno que estuvimos en su camino.

Es con esos sentimientos que les pido que tomen un momento para alabar y dar gracias por la vida, porque donde hay vida, hay esperanza y la voluntad de esforzarse para seguir adelante.

La temporada de Navidad tal como la conocemos, que celebra el nacimiento de Jesucristo, es una promesa.

Una promesa de esperanza, amor y mejores tiempos para toda la humanidad.

Es con esa promesa en mente que todos y cada uno de nosotros debemos mantener viva la esperanza, compartir nuestro amor y esforzarnos en la unidad, para preparar un mejor lugar para todos nosotros.

Mis conciudadanos, cuando me dirijo a ustedes en mi calidad de Primer Ministro, probablemente por última vez, les pido a todos y cada uno de ustedes que tengan en cuenta que muchos, jóvenes y viejos, celebrarán esta Navidad solos, algunos llorando la pérdida de un ser querido o simplemente en un estado de desesperación.

Les pido que dejen de lado todos los sentimientos (políticos) a un lado.

Póngase en contacto con un vecino, un amigo, un ser querido o incluso un extraño, abrácelos y hágales saber que existe una promesa y juntos abrazaremos y materializaremos esa promesa.

De pie, St. Maarten se recuperará, más fuerte y mejor que antes.

Creo firmemente en esta promesa, y aprovecho esta oportunidad para ofrecerles mis mejores deseos en esta temporada navideña bendecida y un 2018 alegre, seguro, saludable y próspero.

Feliz Navidad y un Feliz Año Nuevo.

Que Dios nos bendiga a todos.

Que Dios bendiga a nuestro amado San Martín.