Consumir una dieta saludable en 2017.  Hacer el peso saludable y la nutrición una prioridad

971

 

Traducido por Máximo Castro

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de una dieta saludable a lo largo de toda la vida contribuye a prevenir la malnutrición en todas sus formas, así como una serie de enfermedades y afecciones no transmisibles.

Pero el aumento de la producción de alimentos procesados, la rápida urbanización y el cambio de estilos de vida han llevado a un cambio en los patrones dietéticos. La gente está consumiendo ahora más alimentos ricos en energía, grasas, azúcares libres o sal / sodio, y muchos no comen suficientes frutas, verduras y fibra dietética como granos enteros, informa la OMS.

La composición exacta de una dieta diversificada, equilibrada y saludable variará dependiendo de las necesidades individuales (por ejemplo, edad, sexo, estilo de vida, grado de actividad física), contexto cultural, alimentos localmente disponibles y costumbres dietéticas. Pero los principios básicos de lo que constituye una dieta saludable siguen siendo los mismos concluye la OMS.

Cada año los Servicios de Prevención Colectiva (CPS), un departamento del Ministerio de Salud Pública, Desarrollo Social y Trabajo (Ministerio VSA), como parte de su calendario anual de observancias, destaca y crea conciencia sobre asuntos de salud. Para enero, un peso saludable y la nutrición es el tema, y ​​hace un llamamiento a la comunidad para tomar nota de consumir una dieta saludable en 2017.

Una dieta saludable ayuda a proteger contra la desnutrición en todas sus formas, así como las enfermedades no transmisibles (ENT), incluyendo la diabetes, las enfermedades del corazón, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer.

La dieta poco saludable y la falta de actividad física son los principales riesgos para la salud. Prácticas dietéticas saludables comienzan temprano en la vida – la lactancia materna fomenta el crecimiento saludable y mejora el desarrollo cognitivo, y puede tener beneficios a largo plazo para la salud, como reducir el riesgo de sobrepeso u obesidad y desarrollar enfermedades no transmisibles más adelante en la vida.

La ingesta de energía (calorías) debe estar en equilibrio con el gasto energético. La evidencia de la OMS indica que la grasa total no debe exceder el 30% de la ingesta total de energía para evitar el aumento de peso no saludable, con un cambio en el consumo de grasa de grasas saturadas a grasas no saturadas y hacia la eliminación de grasas trans industriales.

Una dieta saludable contiene: frutas, verduras, legumbres (por ejemplo, lentejas, frijoles), nueces y granos enteros (por ejemplo, maíz sin procesar, mijo, avena, trigo, arroz integral); Al menos 400 g (cinco porciones) de frutas y verduras al día. Patatas, batatas, yuca y otras raíces almidonadas no se clasifican como frutas o verduras.

Una dieta saludable contiene menos del 10% de la ingesta energética total de azúcares libres que es equivalente a 50 g (o alrededor de 12 cucharaditas de nivel) para una persona de peso corporal saludable que consume aproximadamente 2000 calorías por día, pero idealmente menos del 5% del total Consumo de energía para obtener beneficios adicionales para la salud.

Otras grasas no saturadas son las grasas insaturadas (p. Ej., Que se encuentran en el pescado, el aguacate, las nueces, el girasol, la canola y los aceites de oliva) y son preferibles a las grasas saturadas (por ejemplo, grasas, mantequilla, aceite de palma y de coco, manteca de cerdo); Las grasas trans industriales (que se encuentran en alimentos procesados, comida rápida, meriendas, frituras, pizza congelada, tartas, galletas, margarinas y pastas para untar) no forman parte de una dieta saludable; Use menos de 5 g de sal (equivalente a aproximadamente 1 cucharadita) por día y use sal yodada.

Estos son consejos de dieta saludable que puede utilizar sobre una base diaria para 2017.