Pérdida de acción total en medio de ideas individuales sin planificación de país

794

Traducido Por Máximo Castro

A diferencia de elecciones anteriores, no ha habido escasez de “planes” durante el proceso de campaña previo a las elecciones de septiembre de 2016.  Los planes e ideas de los candidatos individuales (futuros) se han estado presentando  por lo menos una cada día. Y básicamente no hay nada de malo en esto. Cualquier persona es libre de “compartir” su o sus ideas.

Sin embargo, sería mucho más relevante si estas ideas fueran parte de la visión del partido que representa el candidato. Los Partidos por ley están obligados a publicar un programa de partido. ¿De qué manera los planes de los candidatos individuales se alinean con estos programas? ¿Qué tan realistas son estos deseos de los candidatos? ¿Cómo se alinean las declaraciones de los candidatos individuales con el partido que potencialmente podrían llegar a representar en el Parlamento?

Es un hecho que, en general indica, que carecemos de cohesión en nuestra planificación para el país. Por otra parte, donde actualmente ya existen planes, éstos son a menudo vigiladas y envuelta en un manto de secreto. Lo refrescante sería si, por ejemplo, los planes de Philipsburg se compartieran con el público en general en las distintas etapas de planificación? El edificio actual gobierno, el edificio de correos, la antigua estación de bomberos. Si usted habla a 5 personas, habrá 5 “planes” para estos edificios.

Cuando los planes de gobierno se hagan públicos, las empresas pueden planificar, los empresarios pueden comenzar a pensar en un nicho de negocio en el que puedan participar.

Lo mismo es cierto para Cole Bay y Simpson Bay. La reciente invitación del Gobierno a licitación para actualizar de Well Road en Simpson Bay es una iniciativa que vale la pena, pero el público en general debe saber lo que el gobierno prevé para este “área” y no dejar que sean únicamente el contratante con el “mejor ” diseño que decida. Yo sé lo que me gustaría ver: aceras, por supuesto, un paseo, asientos al lado de la carretera, iluminación, etc.

¿Por qué tener conversaciones con las partes interesadas para un plan económico que no ha dado nada tangible?

¿Cuál es el tranque con el Plan Nacional de Desarrollo de San Martín? Estas son sólo algunas de las preguntas en la mente de las personas, especialmente las personas que participaron.

Además de la estabilidad en el gobierno, un gobierno de líderes apuntando en la misma dirección que sería un cambio bien visto en la forma de hacer negocios con el gobierno en San Martín. En pocas palabras, necesitamos una visión común de San Martín que se puede compartir con la gente para traer de vuelta la confianza en el gobierno.

Necesitamos un cambio bien! Un cambio de clima….en nuestra comunidad; en nuestras calles; en nuestro gobierno, en nuestras escuelas, etc.

Todo lo anterior pretende estimular un debate sobre los programas de los partidos, la lealtad de los candidatos y el funcionamiento real cuando éstos se traducen en escaños en el Parlamento y la representación potencial en el gobierno.