El ministro de VSA anunció implementación provisional de permisos de trabajo para  “entretenedoras de adultos”

1549

Traducida por Máximo Castro

PHILIPSBURG.– El ministro de Salud Pública, Desarrollo Social y Trabajo, Emil Lee, anunció el miércoles, durante la Conferencia de Prensa del Consejo de Ministro; sobre los ajustes aplicados a la vieja política de permiso de trabajo para los entretenedores de adultos, los cuales fueron hechos con el fin de evitar abusos, y para asegurar que el gobierno no sea visto como un facilitador en el tráfico de seres humanos”.

También mencionó que “la política servirá hasta que el Ministerio de Justicia y el Ministerio de Turismo, Economía, y Transporte, desarrollen una política de solución permanente para los entretenedores de adultos.”

Debido a una nota recibida por la Oficina del Fiscal a principios de este año, el Consejo de Ministros acordó que el Ministerio de Justicia y el Ministerio de Turismo, Economía, y Transporte, desarrollarían y presentarían una nueva política para las “profesionales del sexo”.

En el ínterin, el tribunal dictaminó que el Ministerio VSA necesitaría aceptar las peticiones de las entretenedoras de adultos, en el proceso de 2 a 3 semanas. Sobre la base de una decisión del Ministerio de VSA en consulta con los asesores legales y representantes de la industria del espectáculo para adultos que han desarrollado una política provisional, que fue aprobada por el Consejo de Ministros la semana pasada.

El Ministro Lee también aclaró que al Ministerio de VSA sólo se le permite emitir permisos de trabajo, y en este caso sólo da permiso a bailarinas exóticas (trabajadoras) en centro de entretenimiento para adultos.

“No podemos emitir permisos para las profesionales del sexo. Si concedemos permisos para las trabajadoras sexuales, estaríamos creando una relación de empleador y empleado entre la empresa y las mujeres a ser obligadas a realizar actos sexuales, y eso es algo que el gobierno no puede facilitar “,indicó.

Algunos de los cambios en la directiva son: Que el propietario del burdel no está en condiciones de brindar dinero ni créditos a la trabajadora de centros para el entretenimiento para adultos, antes de su llegada a San Martín, con el objetivo de desarrollar dependencia financiera que las haga vulnerables a llevar a cabo el trabajo que ella no quiera hacer; Las trabajadoras de entretenimiento para adultos son responsables de, en la medida en que proceda del pago de primas Sociales e impuesto sobre sus ingresos; La trabajadora de centros de entretenimiento para adultos no puede y no podrá ser obligada a realizar actos sexuales en contra de su propia voluntad; Las trabajadoras de entretenimiento para adultos tienen el derecho de terminar su acuerdo con el dueño del club o prostíbulo en cualquier momento y debe tener la libertad de abandonar el establecimiento a su propia voluntad; Las trabajadoras de entretenimiento para adultos deben permanecer en posesión de sus pasaportes u otra identificación personal y documento de viaje durante su estancia.

“Todo esto está dirigido hacia la protección de los derechos humanos de todas las personas que vienen a nuestra isla, así como para la regulación de la industria de una manera que es mutuamente beneficiosa para todas las partes interesadas”, concluyó el Ministro Lee.