El Pleno del Parlamento trató política del Ministerio de Justicia sobre la compra de votos

588

Traducido Por Máximo Castro

PHILIPSBURG – La mayoría de los miembros del Parlamento expresaron la necesidad de que el Fiscal comparezca ante este hemiciclo para explicar los parámetros y la definición del concepto con que se define la compra de votos.

Los parlamentarios tomaron la decisión el lunes en la tarde en una sesión plenaria con el ministro de Justicia Edson Kirindongo. Se espera que Kirindongo acoja la solicitud cuando la reunión sea reanudada en la segunda semana de junio.

La sesión parlamentaria fue solicitada por los miembros de la oposición, principalmente del Partido del Pueblo Unido (UP pos sus siglas en inglés). Estos dijeron que la reunión era de suma importancia para que los miembros del parlamento pudieran comprender la definición completa del concepto de compra de votos, ya que los artículos del Código Penal y sus notas explicativas son “demasiado vagas.”

El tema de la compra de votos ha sido muy comentado en el seno de la comunidad desde el año 2010, cuando fueron presentadas acusaciones contra los representantes del UP. En ese caso, el juez dictaminó que la compra de votos había sido probada, pero no impuso ninguna sanción. El juez también advirtió a la Fiscalía por no cuestionado al liderazgo del UP. En referencia a este caso, el parlamentario Christophe Emmanuel (NA) dijo que su única pregunta era: “¿Cómo se investiga a la Fiscalía?”

Por su parte Franklin Meyers del (UP), dijo que los sanmartinianos siempre habían tenido la cultura de ayudarse unos a otros en tiempos difíciles. Se refirió al parlamentario independiente Silvio Matser, que es uno de los sospechosos en la investigación de compra de votos, a quien calificó como “una víctima”. Meyers dijo que el abuelo de Matser, conocido cariñosamente como “Elick el carnicero,” quien había ayudado y alimentado a muchas personas en su vida y esa gente probablemente en agradecimiento había apoyado a su nieto Silvio Master durante las elecciones de 2014.

Mientras que Rodolphe Samuel del (Partido Alianza Nacional (AN)), se refirió al caso Matser, diciendo que si alguien has sido acusado de comprar votos, es porque tiene que haber alguien que se había ofrecido a vender su voto. Entonces, “¿Cómo funciona esta ley?”, Se preguntó el ministro. Samuel también preguntó si el Departamento de Asistencia Social todavía existía y cómo el gobierno observa esta ayuda bajo la ley en cuestión.

El dirigente del UP, Theo Heyliger dijo que la población tiene que entender el concepto de compra de votos. Él fue el primero de los parlamentarios en pedir al juez y al fiscal a comparecer ante el Parlamento para explicar sobre los parámetros con que ellos definen el concepto compra de votos.

Tanto Heyliger, como los parlamentarios que hablaron después de él, se preguntaron si asistir a alguien, como es la norma en la comunidad, podría meter a un parlamentario en problemas con la ley. “Por hacer lo que se considera como un regalo o una promesa? … Lo solicitud de ayuda se puede considerar como algo legal o ilegal? … ¿Podría ser que el dar una camiseta, un muslo de pollo y un johnnycake es una acción ilegal? “, Preguntó, en referencia a la ley que clasifica la entrega de un regalo o la realización de una promesa a cambio de un voto como punible.

Heyliger y Meyers coincidieron en que se necesitaba una explicación adecuada a la luz de las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre. Heyliger dijo que los “ojos y fotos siempre se centran en el verde”, en referencia al color del UP.