UN Secretary-General’s message on International Women’s Day

2432

 

UN Secretary-General António Guterres

On International Women’s Day, we celebrate women and girls around the world, and we applaud all they have achieved in the fight for equality.

Women and girls have made great gains – demolishing barriers, dismantling stereotypes and driving progress towards a more just and equal world.

Yet they face immense obstacles.  Billions of women and girls face marginalization, injustice and discrimination, while the persistent epidemic of violence against women disgraces humanity.

Our world still reflects millennia of male-dominated power relations.

And progress is under attack, with a fierce backlash against women’s rights.

At our current rate, legal equality is some three hundred years away.

We must move much faster.

On International Women’s Day, we stand with women and girls fighting for their rights, and we commit to accelerating progress.

This year’s theme – invest in women – reminds us that ending the patriarchy requires money on the table.

We must support women’s organisations on the front line.

And we must invest in programmes to end violence against women, and to drive women’s inclusion and leadership in economies, digital technologies, peacebuilding and climate action.

This all depends on unlocking finance for sustainable development so that countries have funds available to invest in women and girls.

We also need to increase the number of women leaders in business, finance, central banks and finance ministries. This can help drive investments in policies and programmes that respond to women and girls’ needs.

Women’s rights are a proven path to fair, peaceful, prosperous societies. It is good for us all.

Together, let’s take urgent action to make it a reality.

Thank you.


Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas con motivo del Día Internacional de la Mujer

En el Día Internacional de la Mujer celebramos a las mujeres y las niñas de todo el mundo y aplaudimos todo lo que han alcanzado en la lucha por la igualdad.

Las mujeres y las niñas han conseguido grandes logros, derribando barreras, desmantelando estereotipos y dictando el camino hacia un mundo más justo e igualitario.

Así y todo, se enfrentan a inmensos obstáculos. Miles de millones de mujeres y niñas se enfrentan a la marginación, la injusticia y la discriminación, y la persistente epidemia de violencia contra las mujeres es una ignominia para la humanidad.

El mundo sigue reflejando milenios de relaciones de poder dominadas por los hombres.

Y el progreso se ve amenazado por una feroz reacción en contra de los derechos de las mujeres.

Al ritmo que vamos, no habrá igualdad jurídica hasta dentro de unos tres siglos.

Debemos avanzar mucho más rápido.

En el Día Internacional de la Mujer, estamos con las mujeres y las niñas que luchan por sus derechos y nos comprometemos a acelerar el progreso.

El tema de este año, “invertir en las mujeres”, nos recuerda que para terminar con el patriarcado hace falta dinero.

Debemos apoyar las organizaciones de mujeres que están en la línea de vanguardia.

Y debemos invertir en programas para terminar con la violencia contra las mujeres y para impulsar la inclusión y el liderazgo de las mujeres en las economías, las tecnologías digitales, la consolidación de la paz y la acción climática.

Todo esto depende de que se habilite financiación para el desarrollo sostenible de modo que los países dispongan de fondos para invertir en las mujeres y las niñas.

También tenemos que aumentar el número de mujeres dirigentes en los negocios, las finanzas, los bancos centrales y los ministerios de finanzas. Eso puede ayudar a que se invierta más en políticas y programas que respondan a las necesidades de las mujeres y las niñas.

Los derechos de las mujeres son una vía de eficacia comprobada para llegar a sociedades justas, pacíficas y prósperas. Son algo bueno para todo el mundo.

Codo a codo, actuemos ya mismo para hacerlos realidad.

Muchas gracias.