Un hombre muere en la Bahía Venus tras resbalar sobre las rocas y caer al mar

935
Bahía Venus

 

ORANJESTAD, San Eustaquio (KPCN). – Un hombre falleció sábado 3 de marzo, al caer a las aguas turbulentas de la Bahía Venus, luego de haber resbalado sobre las rocas de la costa cuando en compañía de otro hombre recogían mariscos en el referido lugar.

El fallecido fue identificado como Anthony Recardo Bunitin, nacido el 27 de julio de 1960 en Curazao.

El hecho que ocurrió a las 4:30 de la madrugada, fue informado por el acompañante del fallecido a las 9:00 de la mañana al presentarse a un bar de la zona con heridas y hematomas. El hombre herido que acostumbraba a recoger mariscos en las rocas a lo largo de la orilla del mar, caminaron hacia el área aislada y de difícil acceso de la Bahía Venus en el lado norte de la isla, cuando su compañero resbaló y cayó al mar siendo arropado por el fuerte oleaje.

La policía fue notificada y de inmediato condujo a una operación coordinada de búsqueda y rescate multidisciplinaria, que involucró, entre otros, al departamento de Policía, KMar, el departamento de bomberos, personal hospitalario, la Guardia Costera, el funcionario portuario, el departamento de buceo marino del Nustar, un pescador local, el helicóptero Medivac y algunos otros voluntarios de la tienda local de buceo y otros ciudadanos.

El primer equipo de búsqueda llegó al área de la Bahía de Venus alrededor de las 10.15 mediante el uso de algunos quads que las autoridades recibieron de algunos lugareños que los ofrecieron voluntariamente para la operación de búsqueda y rescate. El primer equipo de búsqueda y rescate a bordo de un barco de pesca local, que incluía policías, ciudadanos, y un buzo de una de las tiendas de buceo locales, llegó a la ubicación por mar alrededor de las 10.40 horas.

Mientras tanto, los miembros del equipo de búsqueda en tierra tomaron posición desde un punto elevada a lo largo de la línea de costa y vieron un objeto no identificado flotando bajo el agua. Dirigieron el equipo de rescate que estaba a bordo del barco de pesca en el momento de la ubicación. El agua en el área de la ensenada de la Bahía Venus, estaba muy turbulenta e impedía que el bote de pesca pudiera investigara el objeto.

El capitán del barco pesquero se acercó lo más que pudo sin poner en peligro las vidas a bordo y el buceador se zambulló en el agua y recuperó el cuerpo sin vida. Luego, llevaron el cuerpo al muelle Charles A. Woodley, en Gallow Bay, donde el médico de turno pronunció oficialmente la muerte de la persona.

Una revisión médica preliminar del cuerpo realizada por el médico junto con la policía determinó que no había indicios de violencia visibles en el cuerpo. La policía también inspeccionó el área, incluida la zona donde el testigo indicó que la víctima cayó al mar, y allí tampoco se encontraron indicios de violencia.

Después de consultar con el fiscal, el cuerpo fue entregado a la familia del fallecido.