Envían a prisión a joven hallado en posesión de un arsenal de armas

614

 

La abogada abogada Shaira Bommel. Foto 721news / Gromyko Wilson

PHILIPSBURG – El tribunal en primera instancia sentenció el miércoles en la mañana a Reinier Chun-Bon Cheung, a 36 meses de prisión, con 18 meses de suspensión y 3 años de libertad condicional por la posesión de un pequeño arsenal de armas y 747 gramos de marihuana.

El tribunal absolvió a Cheung del robo un automóvil que pertenecía a un concesionario y que fue encontrado en su propiedad cerca del supermercado Cake House en el L.B. Scott Road.

Los investigadores encontraron el 25 de septiembre en la casa de Cheung; un rifle de aire comprimido, un rifle de caza de doble cañón, un rifle de calibre 22, un revólver Taurus (calibre .38 especial), una escopeta, una pistola Beretta 25 Jetfire, varias piezas de arma de fuego y 976 paquetes de municiones para diferentes armas. Cheung también tenía 747 gramos de marihuana en su poder.

El tribunal rechazó a la abogada defensora Shaira Bommel, que el registro de la oficina y el hogar de Cheung haya sido ilegal, porque un aviso anónimo de que había autos robados en la propiedad de Cake House no es suficiente para justificar tal búsqueda.

El tribunal dictaminó que el interrogatorio de Cheung sobre los automóviles suscitaba una sospecha razonable de culpabilidad, además, la ordenanza nacional State of Emergency les da a los agentes de policía acceso a todos los lugares y les permite investigar allí y realizar allanamientos; durante el estado de emergencia, que estaba en vigencia el 25 de septiembre de 2017, los oficiales también tenían derecho a ingresar a la casa y la oficina de Cheung sin una orden judicial, ni tenían que identificarse o informar a Cheung sobre el propósito del registro.

El tribunal señaló en sus consideraciones que las armas que tenía en su posesión son un riesgo para la seguridad social en la isla y que esto garantiza una acción estricta.

El fiscal exigió 4 años de prisión, con 1 año de suspensión y 3 años de libertad condicional en el juicio el 28 de febrero.

El tribunal llegó a una sentencia más leve porque daba más peso a la situación caótica en la isla después del huracán Irma y a las circunstancias personales del acusado y su familia, entre ellos su muestra de caridad y espíritu comunitario después del huracán.

Fuente: https://stmaartennews.com/