Fiebre amarilla: la OPS insta a los Estados Miembros a permanecer vigilantes

1162

 

GREAT BAY, Sint Maarten (DCOMM) – La Organización Panamericana de la Salud (OPS), y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su reciente informe epidemiológico sobre la fiebre amarilla en las Américas, alentó a los Estados Miembros a continuar los esfuerzos para inmunizar a las poblaciones en riesgo y tomar las medidas necesarias para mantener informados y vacunados a los viajeros cuando se dirigen a las zonas donde se recomienda la vacunación contra la fiebre amarilla.

Entre enero de 2016 y diciembre de 2017, siete países y territorios de la Región de las Américas informaron casos confirmados de fiebre amarilla: el Estado Plurinacional de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa, Perú y Suriname.

El número de casos humanos y epizootias reportadas colectivamente en este período en la Región de las Américas es el más alto observado en décadas.

El aumento observado está relacionado tanto con un ecosistema favorable a la diseminación del virus como con las poblaciones no inmunizadas.

Desde la Actualización epidemiológica del 13 de diciembre de 2017 sobre la fiebre amarilla publicada por la OPS / OMS, solo Brasil notificó nuevos casos de fiebre amarilla.

La fiebre amarilla es una enfermedad hemorrágica viral aguda que es endémica en áreas tropicales de África y América Latina.

El virus se transmite a través de la picadura del Aedes aegypti infectado, el mismo mosquito que puede transmitir los virus dengue, chikungunya y zika. Los mosquitos adquieren el virus al alimentarse de primates infectados (humanos o no humanos) y luego transmiten el virus a otros primates (humanos o no humanos).

La vacuna contra la fiebre amarilla es segura y asequible y proporciona una inmunidad efectiva contra la enfermedad en el rango de 80 a 100% de los vacunados después de 10 días y 99% de inmunidad después de 30 días.

Una dosis única proporciona protección de por vida contra la enfermedad de la fiebre amarilla. La vacuna contra la fiebre amarilla regional e internacional no recomienda una dosis de refuerzo o una segunda dosis de la vacuna contra la fiebre amarilla.

Dadas las limitaciones en la disponibilidad de vacunas y con el objetivo de promover el uso racional, la OPS / OMS reitera sus recomendaciones a las autoridades nacionales: los Estados Miembros que actualmente no están experimentando brotes no deben realizar campañas de inmunización contra la fiebre amarilla.

Se debe dar prioridad al uso de vacunas en poblaciones susceptibles y evitar la revacunación, y asegurar la vacunación de todos los viajeros a las áreas endémicas al menos 10 días antes de viajar.

El Servicio de Prevención Colectiva (CPS), un departamento del Ministerio de Salud Pública, Desarrollo Social y Trabajo (Ministry VSA), ha estado monitoreando los desarrollos relacionados con la fiebre amarilla desde enero de 2017 y ha tenido su mecanismo de vigilancia en alerta ante posibles casos.

Las personas que viajan a países con fiebre amarilla deben vacunarse. Aquellos que regresen a Sint Maarten que experimenten síntomas deben consultar inmediatamente a su médico de familia.

Para más información, envíe un correo electrónico a surveillance@sintmaartengov.org