Residentes abandonan restos de vehículos y metales en aceras cercanas al vertedero

1001

 

PHILIPSBURG.- Los residentes siguen dejando sus restos de vehículos y restos de metal cerca del patio de la planta de reciclaje Bakker, en los alrededores del vertedero en Philipsburg. El negocio dejó de operar en marzo cuando las autoridades holandesas arrestaron al propietario André Bakker (49) en relación con una gran investigación internacional sobre lavado de dinero.

Bakker permanece bajo custodia en St. Maarten, mientras que otros tres sospechosos detenidos en los Países Bajos también permanecen encerrados. Un quinto sospechoso, una mujer de 36 años que fue arrestada en Alemania. La Fiscalía holandesa también ha solicitado la extradición del sospechoso a los Países Bajos.  El propietario es dueño de empresas en Suriname y St. Maarten.

Decenas de policías, personal de defensa e inspectores de la unidad de inteligencia fiscal FIOD realizaron búsquedas en 30 edificios en los Países Bajos, Alemania, Bélgica y St. Maarten durante el mes de marzo. Las autoridades confiscaron unos ocho millones de euros en bienes raíces, automóviles de lujo, joyas y dinero en efectivo. Se confiscaron varias casas en los Países Bajos, así como una gran discoteca en Alemania y un apartamento en St. Maarten.