Adolescente es sentenciado a 9 meses de prisión por atacar con un machete

1082

 

Traducido por Máximo Castro

GREAT BAY.- El Tribunal de Primera Instancia sentenció a 9 meses de prisión a un adolescente de 16 años de edad, que cumplirá en el Centro de Reclusión Juvenil de la Miss Lalie. El joven está acusado de causar daños físicos graves durante una pelea masiva ocurrida el 6 de septiembre en las inmediaciones del Milton Peters College. El tribunal dictaminó que no hay pruebas suficientes de intento de homicidio y absolvió al adolescente de ese cargo.

De la condena, 3 meses son condicionales y el adolescente tendrá que acatar la orientación del Tribunal de Tutela durante sus 2 años de libertad condicional.

El adolescente habló suficientemente en la corte, pero ni el fiscal ni el juez creyeron una palabra de lo que dejó.

Según el muchacho, había ido a la escuela para recoger a su primo y protegerlo del acoso de otros jóvenes. Cuando conoció a los torturadores de su primo, estalló una pelea en la que el muchacho supuestamente utilizó un machete con el que hirió a uno de sus oponentes en la cabeza.

Según el demandado todo sucedió por accidente. “Vi el machete en el suelo y lo agarré antes de que alguien se lastimara”, dijo a la corte. “Cuando lo cogí accidentalmente golpeé a la víctima en su cabeza.”

Los testigos contaron una historia diferente, señaló el tribunal. Un testigo dijo que el joven había traído el machete con él y que había colocado el arma al cuello de su oponente. El acusado negó esto: “No llevé el machete”, dijo.

-Creo que estás mintiendo- dijo el fiscal al muchacho. “Creo que le pegaste a propósito.” Pero el acusado se aferró a su historia.

Informes de la Corte de Guardianía y un informe psicológico señalan que el joven es muy agresivo y que da respuestas a la pregunta que piensa que la gente quiere escuchar.

“No vas a la escuela, no tienes trabajo y sales con gente equivocada”, advirtió el juez al jovencito.

Cuando le preguntaron qué quiere hacer con su vida, el muchacho dijo que un tío lo llevaría a Estados Unidos y que iría a la escuela allí.

Cuando el juez le preguntó sobre la situación en el centro de Miss Lalie, el chico fue bastante explícito. “No tienen personal profesional; No hay nadie que pueda ayudarme “, dijo. Nadie me está prestando atención.

Más tarde su abogada Sjamira Roseburg añadiría que el chico tiene que pasar 23 horas al día en su habitación y que incluso tiene que comer allí. “Es como estar en Pointe Blanche”, dijo la abogada.

Cuando el fiscal le dijo al muchacho que no estaba asumiendo su responsabilidad por lo ocurrido, el joven respondió: “Soy joven y estoy cometiendo errores; Y estoy aprendiendo de ellos. ”

El fiscal dijo que hay pruebas suficientes por intento de homicidio y por la posesión de un arma en la vía pública. “Tenemos declaraciones de testigos y sabemos que llevaste el machete a la pelea. Un testigo dijo que apuntabas al cuello de la víctima. Si tú haces eso, corres el riesgo significativo de matar a alguien. No tengo ninguna razón para dudar de las declaraciones de los testigos.

El fiscal demandó 24 meses de detención en Centro de Reclusión Juvenil Miss Lalie, con 6 meses de suspensión y 2 años de libertad condicional. Además, el fiscal quería que el niño cooperara con una evaluación psicológica y que fuera colocado bajo la supervisión del Tribunal de Guardianía”.

La abogada del chico se preguntó cómo los testigos podrían haber visto lo que su cliente hizo. “Todos estaban peleando”, dijo Sjamira Roseburg. “De donde vino el arma es un misterio. Esta es una desafortunada cadena. Todo lo que mi cliente quería hacer era llevar a su primo a salvo a casa”. Roseburg dijo que los testigos presentados por la fiscalía no son confiables porque todos son amigos de la víctima.

Ella pidió a la corte absolver al niño del intento de homicidio y también de la posesión del arma, ya de acuerdo a su defendido, este la sostuvo sólo por un breve instante.

El juez no se tragó la historia del niño ni los argumentos de su abogada. “Esto no fue un accidente”, dijo. -Le golpeaste intencionadamente y trajiste el machete contigo. Sin embargo, hay pruebas insuficientes por intento de homicidio involuntario, porque el informe médico no es aseguró que la herida infligida por el joven pudo haber resultado en la muerte del agredido.

La víctima fue “escalpada” y el juez dictaminó que esto no puede ser etiquetado como daño corporal grave, por esta razón sentenció al adolescente por un intento de causar lesiones corporales graves, una calificación más clara de los hechos y por posesión de arma.

El juez pidió al fiscal que echara un vistazo a las condiciones en el Centro de Reclusión Juvenil Miss Lalie.