Frans: La burocracia en el sistema de impuestos, sofoca a las empresas, y a los inversionistas

947
CAPTION: El líder del USP Frans Richardson (derecha) junto al Presidente de la Junta de la USP Cecil Nicholas.

Traducido por Máximo Castro

PHILIPSBURG.–  “Hemos estado hablando acerca de la simplificación del sistema fiscal cuya burocracia nos está matando desde hace mucho tiempo”, dijo el líder del Partido de Unido de San Martín (USP) Frans Richardson, quien dijo que es hora de dejar de hablar y hacer frente la estructura tributaria, que puesto a St. Maarten en desventaja. También dijo que este exceso de burocracia frena la innovación.

“Nuestra estructura tributaria nos pone en una mala posición para competir, no atrae a los inversionistas y no permite que mamá y papá empresarios puedan sobrevivir”, señaló Richardson. “Tenemos el impuesto sobre los beneficios más alto de toda la región. ¿Cómo podemos competir y atraer a los inversionistas? Con la CpC y otros impuestos de cumplimiento, que tampoco están permitiendo a las empresas hacer negocios de una manera que facilite el crecimiento de las mismas o la economía”.

Richardson dijo que otro elemento disuasorio para los inversionistas y las empresas inversionistas, nacionales o extranjeras, son los impuestos que no se ejecutan, pero que son visibles en la documentación de la estructura tributaria. “Cuando una empresa inversora pide ver su estructura tributaria, van a ver las menciones de todo tipo de impuestos que no podrían ser implementadas ahora, sino en el futuro. ¿Por qué invertir aquí o incluso calcular un retorno de la inversión cuando no están seguros de lo que podría venir en el futuro en términos de impuestos? Es un gran disuasivo “, dijo Richardson.

Dijo que el USP presentará al público sus propuestas de cambios en la estructura tributaria, no “retocando aquí y allá”, sino los cambios reales a una estructura tributaria moderna. “Tenemos una CpC de rodadura que en el momento en que llega al minorista, la fijación de precios termina siendo tres veces más de lo que era. Nosotros no somos competitivos, nuestra gente no puede permitirse esto, ya que hace que St. Maarten sea muy caro para los visitantes y residentes “, dijo Richardson.

En el mismo contexto, Richardson también lamentó la burocracia para conseguir proyectos hechos en lo que él denomina un “sistema engorroso.” Dijo que el tiempo que tarda un expediente de proyecto para llegar de un punto a otro dentro del sistema de gobierno, lleva a la frustración de las personas y los inversionistas terminan culpando a los políticos.

“La burocracia pone límites innecesarios en el pensamiento y las acciones de los individuos. Evita que las nuevas ideas, posiblemente para el crecimiento de la economía, de los países emergentes o incluso no sea considerada “, dijo.

“Así que los políticos, o más bien aquellos elegidos para agilizar estos procesos, que simplemente se hagan. Los pesos y contrapesos son necesarios, por supuesto, pero San Martín tiene demasiados. Un proyecto tiene que pasar por muchas manos y, a veces nunca llega a su destino. Tiene que ir al gobernador para su firma final, y me pregunto por qué? ¿Por qué el gobernador, si las personas que fueron elegidos decidieron? No estamos abogando se omiten las comprobaciones y equilibrios. Cuando una escuela tiene que ser construida y un desarrollo de la infraestructura tiene que tener lugar y se necesita siempre, los políticos asumen el peso de la culpa, pero el sistema es demasiado complicado “, continuó Richardson.