St. Maarten representado en la Sesión de las Naciones Unidas en Ginebra

827
Legal Advisor Maarten van Rooij and Carol Voges

 

GINEBRA – St. Maarten fue nuevamente llamado a Ginebra este mes para defender su récord de Derechos Humanos.

Carol Voges, Jefa de Asuntos Económicos y Financieros en el Gabinete del Ministro Plenipotenciario en La Haya, representó a St. Maarten en la 61ª Sesión del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales recientemente concluida en la Sede de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza.

En su declaración de apertura, Voges declaró que el Gobierno de St. Maarten sigue comprometido a garantizar que todas las personas, independientemente de sus características distintivas, tengan garantizados sus derechos humanos fundamentales. La intervención abordó temas relacionados con el trabajo y el desempleo, la salud sexual y reproductiva y la trata de personas. Más concretamente, las cuestiones relacionadas con los avances en la disminución de la tasa de desempleo, que ahora se sitúan en el 6,21% (frente al 12,2% de 2009), las cuestiones relacionadas con las pensiones, el estatus y la legalidad de los abortos y la criminalización de la trata y la concienciación Dirigido y seguido con preguntas relacionadas del Comité.

St. Maarten recibió una serie de preguntas sobre la prevalencia de la violencia doméstica y sexual y sobre los esfuerzos que estaba realizando el gobierno para concienciar y brindar protección legal y fisiológica y apoyo a las víctimas. También se formularon preguntas sobre el idioma de instrucción y el estado de la tecnología en el plan de estudios y en la población en general.

La delegación de St. Maarten, en sus observaciones finales al Comité, prometió continuar la labor emprendida, reiterando que la incorporación de los derechos humanos es parte integrante de un programa de desarrollo inclusivo y responsable.

El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales es un tratado multilateral adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 16 de diciembre de 1966 y ejecutado a partir del 3 de enero de 1976. Compromete a sus partes a trabajar por la concesión de Económicos, sociales y culturales a todos, en particular a los territorios no autónomos y en fideicomiso ya los individuos, incluidos los derechos laborales y el derecho a la salud, el derecho a la educación y el derecho a un nivel de vida adecuado.